Estrategia industrial/reforma energética/Pacto fiscal. El futuro de México

"La reforma energética, [en México] (...) debe de cumplir, como así lo señalan sectores profesionales, sociales y políticos cualificados, el papel de motor de la economía productiva y la modernización de sus estructuras económicas."

La visita del Presidente de México ha concitado un interés extremo en España. Las reformas emprendidas para la modernización e impulso de la economía de México han creado la consecuente expectativa. Es lógico, porque la reforma energética, al igual que el Pacto fiscal, englobados en el Pacto por México, son piezas importantes del proceso reformador de un País que, desde la crisis de los 80, esta implorando el oxígeno de una economía transparente, competitiva,... capaz de movilizar la riqueza de su capital humano y la potencia de sus recursos naturales. Un país de futuro, en muchos aspectos, pero que tiene ante si las hipotecas de un sistema que fue crudamente descrito por el Secretario de Hacienda Luis Videgaray en la presentación de la reforma hacendaria, en Los Pinos, Septiembre del año pasado, y que podemos resumir en

  • La dificultad por satisfacer las necesidades básicas a un 45'5% de la población en situación de pobreza como consecuencia del bajo crecimiento.
  • La debilidad fiscal del Estado mexicano y en consecuencia la insuficiente inversión en bienestar social.
  • Un excesivo peso (60%) del trabajo en el sector informal.


Y sus consecuencias como el porcentaje de personas que no tienen acceso a la Seguridad Social (61,2%), el consumo desorbitado de combustible... Y en definitiva la preocupación por un crecimiento plano considerando las necesidades del País.

La modernización es la clave del mensaje y la transparencia es la esencia de su éxito. El pacto fiscal y la reforma energética son los vectores estratégicos para el cambio y las palancas para movilizar los activos que fundamentan una gran potencia. Densidad demográfica, recursos naturales, capital humano.

Si uno lee atentamente los diferentes informes de Stratfor y más concretamente el análisis prospectivo de su Director, George Friedman (Véase la edición española, Los próximos 100 años, Ed.Destino), comprobaremos la importancia de México en este siglo y nos permitirá entender el desafío de modernización ante el que se encuentra. Sin embargo, y aquí esta el desafío del sexenio del Presidente Peña Nieto, abordar el futuro, con un presente tan complejo, exige recetas nuevas y superar hipotecas del pasado.

La reforma energética y el Pacto fiscal son instrumentos para un objetivo diáfano y claro. La modernización de las estructuras económicas y sociales del País. Y esto solo es posible con transparencia e integrando en el Proyecto de modernización a un capital humano altamente cualificado, que proviene ya,de manera significativa, de las clases medias y que quiere ser parte activa de la modernización, incluida la política.

En este contexto de necesidades y cambios, perfiles como los de Videgaray, Meade,... son una esperanza porque representan, junto a muchos profesionales formados generacionalmente y de manera preeminente en el ITAM, la modernización, entendiendo esta en clave más europea que norteamericana, aunque parezca extraño.

Desde esta perspectiva la reforma energética, no es un canto a poner en valor una economía extractiva y un "nuevo eldorado" para corporaciones no implicadas en el desarrollo socio económico de México. Al contrario, debe de cumplir, como así lo señalan sectores profesionales, sociales y políticos cualificados, el papel de motor de la economía productiva y la modernización de sus estructuras económicas. La industria, la tecnología, servicios públicos eficientes, infraestructuras y equipamientos adecuados a las necesidades del País, la formación profesional,... y la transparencia son los nervios sanguíneos que riegan o matan el cerebro de las reformas emprendidas y en consecuencia el futuro vivo de México.

De otro lado y no es un tema menor, al contemplar el mapa de la minoría hispana en EEUU, la cualificada minoría mexicana en estados claves como Tejas y California,.... nos permite disponer de unos datos cualificados que otorgan un plus de valor a las reformas emprendidas, porque, si estas evolucionan de manera positiva, el escenario geopolítico y geoeconómico del espacio NAFTA adquiere una dimensión de especial significado.

Europa tiene que entender el nuevo escenario previsible y debe ejercer un papel de referencia de modelo. Y para ello España tiene un papel a jugar y convertirse de una vez, actor relevante en la estrategia de puesta en valor del modelo europeo cara a America Latina. Como dice mi amigo el embajador Jorge Dezcallar, en la escena internacional, cuando el servicio exterior español habla de los grandes temas internacionales el interlocutor escucha con mayor o menor atención. Cuando habla de América Latina saca el bloc de notas para tomar nota de las opiniones. En esta legislatura europea que comienza, hay que tener el objetivo de las relaciones Europa/América Latina claro y en especial las relaciones con la Alianza del Pacífico/México, sin olvidarnos del proceso de Cuba y de Venezuela. Nadie regala nada en el concierto internacional y tampoco en el europeo. Es momento de traducir deseos/ Ideas o proclamas en políticas y objetivos concretos. Y en este sentido hay que conseguir músculo político, músculo tecnológico/industrial y músculo financiero.

Francia parece que lo esta entendiendo y ha comenzado estructurando bajo el paraguas del Eliseo, un Consejo Estratégico Francia / México al servicio de los conglomerados industriales y la puesta en valor de la fortaleza de Francia para las relaciones entre Mexico y Europa.

España tiene un papel en este escenario, la humildad es la guía para jugar en la interesante perspectiva que se abre y la vocación industrial una oportunidad. Y nuestros aliados, el importante capital humano que esta trabajando por la modernización de México desde diferentes posiciones tanto en sectores productivos dinámicos como en el mundo financiero y educativo.

La experiencia reciente nos enseña que la relación debe ser civilizada y no puede, ni debe, haber espacio a relaciones que no estén basadas en relaciones de cooperación industrial y tecnológica. Las reglas de juego que subyacen en el Pacto por México tienen un horizonte vital. La Sostenibilidad del desarrollo socio económico y la creación de un clima regulatorio transparente que permita las oportunidades vitales para cualquier ciudadano. La tarea no es fácil y por ello el Estado de Derecho debe ser la columna vertebral. Los resultados de la visita se han concentrado en diferentes y diversos Memorándums de Entendimiento, lo que denota que ahora viene el trabajo serio de verdad. Pero hay uno que llama la atención, y que es de especial relevancia, tal y como me explico en Julio pasado mi amigo Rogelio Gasca, la movilidad de talentos.

Este es el corazón a medio plazo de las relaciones España/México. Trabajemoslo seriamente y ahí se contará con la colaboración activa de la sociedad civil, como dice mi buen amigo el Presidente de la Fundación Novia Salcedo.

No quisiera terminar esta nota sin hacer mención al excelente discurso pronunciado por Luis Donaldo Colosio, el 6 de Marzo de 1994, y que dio cuerpo político al México del futuro y que se truncó con su asesinato. "Yo veo un México con hambre y sed de justicia,... Soy una persona que viene de la cultura del esfuerzo y no del privilegio,.....que las cosas se tienen que ganar a pulso... Es la hora del combate a la desigualdad,... Es la hora de cerrar el paso al influyentismo, a la corrupción y a la impunidad..."

Si nos atenemos a las declaraciones de Videgaray, en el Pacto por México, subyace el espíritu de Colosio. Espero éxito y que tomen la lección más de uno, a ambos lados, que piensan que al igual que Colosio y su espíritu fue asesinado, creen que el espíritu que da sentido al Pacto de México entrara en el limbo de las buenas ideas.

Añade un comentario

Tienes que estar identificado para poder comentar. Puedes hacerlo mediante tu cuenta de Twitter o Facebook. A continuación tu comentario será moderado hasta que se verifique tu identidad.