Líderes locales, visiones globales

"El reconocimiento a Iñaki Azkuna como mejor Alcalde del mundo, otorgado por el think tank "The City Mayors Foundation", fue el hito que visualizó el reconocimiento internacional a una ciudad, Bilbao, que ha sabido transformar su declive en un renacimiento urbano hasta lograr situarlo en una referencia de las urbes medias del sistema urbano europeo."

Ha fallecido el Alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna. Ha desaparecido una figura humana y ha surgido un símbolo. La persona, queda en la retina, el corazón y el recuerdo de su familia y sus amigos más cercanos.Y el símbolo, queda en la ciudadanía. Ésta, busca permanentemente personas que representen sus ilusiones y esperanzas; y ofrezcan, el sosiego necesario para crear el clima  adecuado para  buscar y conseguir sus oportunidades vitales. El Alcalde Azkuna era el manto cívico que acogía a los ciudadanos de Bilbao, cualquiera que fuere su origen y nacimiento. Un líder que compaginaba, la raíz local con una visión del mundo centrada en la interdependencia de los seres humanos y la humanidad como eje vertebrador.

El reconocimiento como mejor Alcalde del mundo, otorgado por el think tank "The City Mayors Foundation", fue el hito que visualizó el reconocimiento internacional a una ciudad que ha sabido transformar su declive en un renacimiento urbano hasta lograr situarlo en una referencia de las urbes medias del sistema urbano europeo. Y el nombramiento de Ibon Areso como digno sucesor del Sr. Azkuna, es un reconocimiento en su persona, a tantas y tantas personas que han hecho posible, a lo largo de tres décadas, el nuevo Bilbao. El nuevo Alcalde de Bilbao, es el hilo conductor que a lo largo de estas décadas ha trabajado con discreción, tesón, rigor profesional y pragmatismo para regenerar Bilbao y abrirlo a la Ría.

Sin embargo, al igual que ha pasado con otras ciudades de éxito en el mundo, estamos ante un ciclo vital que se está cerrando. Un ciclo que ha estado marcado por las intervenciones urbanas, recuperando espacios degradados, poniéndolos en valor, a través de proyectos emblemáticos y de proyección internacional, creando una imágen de marca arquitectónica en el sistema urbano internacional,.....y sobre todo recuperando la Ría como eje vertebrador de un Bilbao que puede y debe asentar su imagen de marca en la Sostenibilidad urbana.

En este final de ciclo, y en la antesala de otro, es pertinente recordar cuáles han sido las bases estratégicas del nuevo Bilbao:

De un lado, la visión de empresarios y empresas, que apostaban por la fortaleza económica y productiva de Bilbao, entendían el Puerto como motor económico  de primer orden y tuvieron la visión del Puerto exterior para satisfacer/atraer  la demanda/mercado energético. Su consecuencia en la economía urbana, liberar espacios del puerto interior y esto facilitó el soporte físico del Proyecto de Regeneración Urbana del nuevo Bilbao.

De otro, la visión de la Ría como una avenida que articulara el proyecto de regeneración urbana y medioambiental, poniendo en valor la lámina de agua como activador de la reconstrucción urbana al igual que lo hicieron Baltimore, Barcelona,...y que tiene como último hito el Proyecto Zorrozaurre.

Y todo ello con un denominador común. La concertación entre todas las administraciones implicadas, desde la Administración comunitaria hasta la Local. Aunque también debemos de añadir, porque no es un tema menor, que la cooperación se produjo en un periodo económico marcado por los importantes fondos comunitarios que fluían a España y unos Presupuestos públicos expansivos.

El último eslabón de este ciclo, la conexión con la Red de transporte ferroviaria europea, es la asignatura pendiente para hacer realidad la integración real de Bilbao en el sistema urbano competitivo europeo y articular el polo competitivo Bilbo/Bordeaux.

El ciclo iniciado con el Guggenheim se está agotando, y hay una serie de datos cualitativos y cuantitativos, más allá del impacto de la crisis financiera en la economía productiva europea, que son pertinentes tomar en consideración para el nuevo ciclo que debe iniciarse; las transformaciones en la estructura económica internacional, la aceleración de la competencia entre ciudades para atraer talento y capital, el significativo y acelerado grado de urbanización de la población mundial, el impacto en las economías urbanas de la era de la información,...y un etc. más de cuestiones cualitativas que sitúan a la ciudad en un nuevo plano y ante desafíos más apasionantes y profundos, pero menos visuales.

En este nuevo contexto de lo global y lo local que nos toca vivir, el liderazgo local demanda, hoy más que nunca, una visión global y europea, para definir y ejecutar el Bilbao del 2030. Su éxito es el éxito de la metrópoli vasca, y para lograrlo no hay mejor antibiótico que romper las fronteras mentales que nos acomodan en la autocomplacencia.

Hay que crear las condiciones necesarias para que la ciudad y la metrópoli vasca sea atractiva en términos de inversión productiva, captación y retención de talento e innovación y consolidarla en el sistema urbano europeo. Este es el desafío y este se supera con la concertación público/privada.

Bilbao y la metrópoli vasca, tiene ventajas competitivas innegables y centradas sobre todo, a diferencia de otras metrópolis europeas, en su seguridad y la calidad de su hábitat urbano. Una ubicación geoeconómica  de relevancia en la fachada atlántica si es capaz de articular el corredor urbano de Bilbao a Bordeaux. La puerta de Portugal al continente europeo. La oportunidad de ser la ventana de las tecnologías urbanas de Europa a América Latina,..... Este potencial es lo que alienta la visión estratégica de fondo, sobre los nuevos vectores de crecimiento y desarrollo, para adaptarse a las exigencias de una economía urbana con vocación de ser un territorio inserto en el ensamblaje global, en palabras de Saskia Sassen.

Para el nuevo ciclo de Bilbao, las tecnologías urbanas son una fuente de su desarrollo como territorio de innovación y producción industrial. La eficiencia y sostenibilidad energética como idea fuerza que prosigue la transformación sostenible de la ciudad, desarrolla la historia energética de Bilbao y la alinea con la visión de la transición energética en Europa. La formación como herramienta para la captación y retención del talento y adecuar el capital humano a las nuevas  necesidades de la economía productiva. La economía digital y biosanitaria como vectores estratégicos de crecimiento,....Y todo ello con un denominador común: Renovar y consolidar la imagen de Bilbao como espacio urbano atractivo para la economía productiva.

Desde esta perspectiva, no es un tema menor una gestión eficiente e inteligente de sus servicios públicos (el ejemplo del tranvía de Bilbao como referencia para vender en el mundo es un dato que es trasladable a la gestión del servicio público del agua, de los RSU,..) la recuperación de Bilbao como espacio académico de excelencia porque es una plataforma de primer orden para captar talento, consolidar el capital humano y poner en valor los centros de decisión de las corporaciones históricas,...y en definitiva crear las complicidades necesarias para que los vectores de desarrollo tecnológico y dirección corporativa de las empresas de referencia se consoliden o se  capten para Bilbao.

El nuevo ciclo parte de bases sólidas y que han hecho de Bilbao un lugar en el mundo. Y esto es de un valor extraordinario. Ahora toca levantar el edificio de un Bilbao que ofrece oportunidades vitales e ilusión de futuro a las personas. Y para ello, amén del esfuerzo, requiere una nueva mirada, más cualitativa, del horizonte, porque para la economía del presente siglo, al igual que en el Renacimiento, las ciudades han pasado a ser estratégicas tanto para las inversiones como para la innovación.

Bilbao ha construido un espacio de convivencia urbana atractivo y ahora tiene que consolidar un hábitat inteligente que de soporte al objetivo estratégico esencial en la economía moderna occidental: Retener y Captar talento.

Añade un comentario

Tienes que estar identificado para poder comentar. Puedes hacerlo mediante tu cuenta de Twitter o Facebook. A continuación tu comentario será moderado hasta que se verifique tu identidad.