Buenas noticias en las previsiones económicas del Gobierno para el 2014 – 2017

"Para que se puedan cumplir estas previsiones, (en principio) muy alentadoras, es necesario que se den al menos tres circunstancias, seguro que entre otras muchas... (una de ellas) Que la construcción se recupere a las tasas previstas, ya desde el próximo año, como para absorber el desempleo que estructuralmente es difícil que pueda ser absorbido por otros sectores."

El Gobierno acaba de presentar hace unos días la “Actualización del Programa de Estabilidad 2014-2017” (PDF) y los resultados que prevé son bastante alentadores, aunque aún hay algunos puntos que no están demasiado claros.  Pero como resultado déjenme adelantarles que creo que marca el camino adecuado.

Empecemos por lo que a mi juicio son las grandes conclusiones:

1.- En este año el PIB entra en una senda de crecimiento (+1,2%) y a partir de 2015, el crecimiento es mayor que el previsto para el conjunto de la UE.



2.- Cambia sustancialmente la contribución de los sectores económicos al crecimiento esperado:

Al contrario que estos últimos años, la Demanda Nacional va a  suponer una mayor contribución al crecimiento que la actividad exterior.

Dentro de la Demanda Nacional, el consumo privado crece recurrentemente mientras que el consumo público decrece también de forma recurrente, contribuyendo a mejorar las cifras de déficit público

Después de una fuerte contracción en estos últimos años se prevén tasas positivas de crecimiento en la  inversión (Formación Bruta de Capital fijo)  moderadas al principio, +0,5% en 2014, pero crecientes hasta alcanzar el +6,7% en 2017.

A partir de 2015 se prevé volver a la senda de crecimiento en la construcción, lo cual debería ser especialmente beneficioso para la reducción del desempleo.

3.- Con estas tasas de crecimiento y la evolución prevista de ingresos públicos (+1,2% del PIB) y gasto público (-4,3% del PIB) a lo largo del período, se prevé una reducción del déficit del -6,6% actual al -1,1% del PIB en 2017.  En 2016, con un déficit estimado del -2,8 estariamos ya dentro de los acuerdos de Mastritch, con lo que quedaría corregido uno de los desequilibrios importantes de nuestra economía. Es decir el Gobierno prevé poder acompañar unas tasas de crecimiento relativamente importantes con la continuación del proceso de consolidación fiscal hasta llegar prácticamente a una situación de equilibrio presupuestario.

En mi opinión se debe llegar a este equilibrio al menos, sino al superávit, dado el elevado nivel de deuda pública que aun tendremos en ese momento, como veremos a continuación.

4.- A pesar del importante crecimiento del PIB, dado que el defit no estará bajo control hasta 2017, la deuda pública no empezará tampoco a disminuir hasta esa fecha.

A finales de este año alcanzaremos ya cifras próximas al 100% del PIB, lo cual significa una gran carga financiera y un riesgo de refinanciación para el futuro que quedará pendiente de corregir pero que no quedará mas remedio que hacerlo en los próximos años, lo cual significará continuar algunos años más con el proceso de restricción presupuestaria.

Por último, para que se puedan cumplir estas previsiones, que como he dejado dicho al principio me parecen muy alentadoras es necesario que se den al  menos tres circunstancias, seguro que entre otras muchas, pero al menos estas tres, que en mi opinión no están aseguradas.

  • a.- Que se recupere un flujo real de crédito a la economía que financie estas elevadas tasas de inversión para el crecimiento.
  • b.- Que se mantengan los tipos de interés lo suficientemente bajos, a pesar de la recuperación como para soportar los elevados costes financieros que soporta nuestra economía tanto pública como privada.
  • c.- Que la construcción se recupere a las tasas previstas, ya desde el próximo año, como para absorber el desempleo que estructuralmente es difícil que pueda ser absorbido por otros sectores.

No olvidemos que al final el objetivo prioritario es crear empleo estable, y mientras el proceso educativo no cambie el nivel de formación de nuestra población, y no se amplie nuestro tejido industrial y tecnológico, la construcción sigue siendo imprescindible. Por eso, a pesar de todos los esfuerzos que supone la realización de este plan, en 2017 aun tendremos casi un 20% de paro. Probablemente en ese momento esta cifra aún sea más del doble que la media de la Eurozona´.

Añade un comentario

Tienes que estar identificado para poder comentar. Puedes hacerlo mediante tu cuenta de Twitter o Facebook. A continuación tu comentario será moderado hasta que se verifique tu identidad.