¿Se puede llamar Recuperación a nuestro Crecimiento?

"El decrecimiento del PIB ha sido menor que la reducción de las horas trabajadas. Es decir, hemos trabajado menos horas (más desempleo), pero las horas trabajadas han sido más productivas y más baratas."

Es cierto que en el último trimestre del año anterior en España hemos abandonado los números rojos de crecimiento que veníamos padeciendo hace ya bastantes trimestres. Analicemos un poco qué factores han podido contribuir decisivamente a este incipiente cambio de tendencia.

Los datos nos dicen que el principal factor que ha favorecido este cambio ha sido el tirón de las exportaciones, fundamentalmente en sectores como el automóvil, en el que gracias a acuerdos laborales, algunos grandes fabricantes han incrementado su producción en nuestro país destinada a la exportación.

Según el informe "International Comparisons of Manufacturing Productivity and Unit Labor Costs Trends, 2012" publicado por The Conference Board, España es uno de los países que más ha reducido los costes laborales unitarios desde el comienzo de la crisis. Desde el año 2007 se han reducido en un 0,7% en media anual y en los últimos dos años (2011 y 2012), a una tasa media anual de un -2,8%. En casi todos los países de nuestro entorno, éstos han continuado subiendo durante la crisis, en Francia un 2,2%, en Bélgica un 1%, en Alemania un 1,9%, en Italia un 3,1%, en Holanda un 3,1% y en algunos de forma desmesurada como en Finlandia cuyo crecimiento medio en el periodo ha sido del 6,3% a pesar de tener un crecimiento medio negativo del 6,5%.

Al mismo tiempo también hemos sido uno de los países desarrollados que más hemos ganado en productividad (medido en términos de PIB por hora trabajada), y ello a pesar de la recesión.

El motivo es que el decrecimiento del PIB ha sido menor que la reducción de las horas trabajadas. Es decir, hemos trabajado menos horas (más desempleo), pero las horas trabajadas han sido más productivas y más baratas.

Estos han sido los resultados de los ajustes y las reformas del mercado laboral. Han sido actuaciones muy duras pero seguramente necesarias. Pero este modelo de destrucción de trabajo poco productivo y ganancia de competitividad a través de la reducción de costes laborales unitarios no puede ser el modelo de crecimiento futuro.


El estudio "2014 Productivity Brief - Key Findings" (en PDF) de The Conference Board pone de manifiesto que tanto en los países desarrollados como en los emergentes, la productividad en el trabajo contribuye más al crecimiento que al incremento del empleo.

Es necesario pues desarrollar políticas que generen "empleo productivo" y no solo empleo si queremos que el crecimiento sea sostenible. Para ello, es imprescindible que aumente el gasto en educación y la inversión en I+D. Son los cimientos del futuro.

Añade un comentario

Tienes que estar identificado para poder comentar. Puedes hacerlo mediante tu cuenta de Twitter o Facebook. A continuación tu comentario será moderado hasta que se verifique tu identidad.